Aparecen: ,

La presión de Bartomeu a Messi: aseguran que está dispuesto a renunciar para que Leo siga en Barcelona

“No nos planteamos una salida de Leo. Todos debemos sacar conclusiones de lo ocurrido en la última temporada. Pero nuestra idea es seguir trabajando para construir un equipo ganador alrededor del mejor jugador del mundo, del mejor de la historia”. Hasta el momento, estas declaraciones de Ramón Planes, nuevo secretario técnico del Barcelona, son las únicas declaraciones oficiales por parte del club catalán.

Read Time:2 Minute, 30 Second

Pese a que el argentino envió la documentación pertinente avisando su intención de hacer uso de la opción dentro de su contrato para salir de la institución al final de la temporada, los azulgranas no se dan por vencidos y buscan cambiar el parecer del ’10′, quien estaría negociando con Manchester City un posible desembarco.

El cuestionado Josep María Bartomeu estaría pensando jugar su última carta ejerciendo presión sobre la Pulga. Según informaron Canal TV3 y Cadena Ser de España, el presidente del Barcelona aceptaría dar un paso al costado y dejar que su junta directiva finalice el mandato (de este modo no habría elecciones anticipadas) para que el delantero continúe ligado al cuadro catalán.

Sin embargo, todo esto está sujeto a una petición: que Lionel Messi declare públicamente que el problema para su continuidad es la presencia del actual presidente. Según pudo averiguar Infobae, puertas adentro, el rosarino ya dejó en claro que no tiene intenciones de que Bartomeu abandone su cargo a cambio de su continuidad. No hay una finalidad política detrás de su determinación.

Por su parte, el programa El Larguero, de Cadena Ser, agregó que el presidente se comunicó con Jorge Messi ayer miércoles para intentar acercar las partes. Sin embargo, el padre y agente del futbolista le harbía manifestado que “el ciclo ha acabado” y que su hijo “quiere nuevos retos y un equipo competitivo”, según las palabras que advirtieron en este medio.

Con este escenario planteado, todos los caminos del argentino conducirían al Manchester City, donde se reencontraría con Pep Guardiola (juntos ganaron 14 títulos -tres ligas, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, dos Champions League, dos Supercopas de España-) y dos Mundiales de Clubes.y jugaría al lado de su amigo Sergio Kun Agüero. El ’10′ ya habría hablado con el director técnico para interiorizarse sobre la situación de Los Ciudadanos y si tendría lugar en el conjunto inglés.

Luego de la salida de Quique Setién y con la llegada de Ronald Koeman se espera una renovación aún más amplia dentro del plantel azulgrana luego de la histórica eliminación en cuartos de final de la Champions League a manos del Bayern Munich. En la lista de prescindibles del estratega holandés sobresalen los nombres de Luis Suárez (íntimo de La Pulga), Arturo Vidal, Samuel Umtiti e Ivan Rakitic. Además, Sergio Busquets pasaría a tener un rol más secundario, mientras que ganarían terreno Frenkie De Jong y Antoine Griezmann.

Cadena Ser agrega en este punto que Messi le consultó a Koeman en el cara a cara que mantuvieron qué futbolistas formarán parte del equipo de cara a la próxima temporada. Debido a la crisis económica que atraviesa el club, hasta que no se realicen ventas importantes los catalanes no saldrán al mercado, por lo que el holandés no pudo garantizarle cómo estará conformado el plantel.

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El ajedrez de Messi con el Barcelona: por qué mantiene su silencio y cómo diagrama la próxima jugada

Maradona ya hubiera desenfundado su lengua y apuntado para todos lados. Habría buscado desnudar a los dirigentes que lo empujaron a la salida en algún micrófono amigo. Messi –aunque en la última Copa América se detonó cuando arremetió contra la organización– no tiene ese estilo tan compulsivo. La carta de su palabra aún no la usó. Se podía anular él mismo si lo hacía en simultáneo con el burofax con el que avisó su decisión de irse del Barcelona.