Aparecen:

Un encuentro casual y un lujo que enamoró: la curiosa historia de cómo la selección argentina reclutó a Luka Romero

El fantasista, que con 15 años y 219 días acaba de convertirse en el futbolista más joven en debutar en la Liga de España, nació en México y también tiene la nacionalidad ibérica. Sin embargo, siempre quiso calzarse la camiseta albiceleste. La aparición de un espectador oportuno en un partido de divisiones formativas del Mallorca hizo posible el sueño

Read Time:5 Minute, 27 Second

Alguna vez lo contó Hugo Tocalli, entonces hombre fuerte de las selecciones juveniles de Argentina, en una entrevista con Infobae:“Yo estaba por salir para Finlandia, para dirigir a la selección en el Mundial Sub-17 de 2003. En eso viene Claudio Vivas, ayudante de Marcelo Bielsa, y me dice: ‘Me dieron este video de Rosario, de un chico que juega en España’. Era Messi. Puse el video en la habitación de Ezeiza. Lo vi y le dije a José (Pekerman): ‘Este es el jugador que necesitamos nosotros’. La gente de la selección española me lo confesó: ‘Nosotros lo queríamos tener, pero no quiso’”.

Un video, un puente construido con algunos ladrillos del azar. Y aquel chico que había dejado el país cuando entraba en la adolescencia para sumarse a la Masía de Barcelona, club que le prometió pagarle el tratamiento por sus problemas de crecimiento, fue reclutado por la selección argentina. Y se transformó en el mejor jugador del mundo. Y en el máximo anotador de la historia del combinado albiceleste.

Pues bien, 15 años después, en 2018, otra promesa con sangre argentina imantaba fanáticos en España. Y un par de ojos apareció en el lugar preciso y en el momento indicado, para quedar embelesado. Y encontró eco en Hermes Desio, entonces coordinador de las selecciones juveniles de Argentina, quien no dudó.

Fue Alejandro Saggese, director técnico de la selección sub-15 hasta el año pasado (y quien le dio la titularidad a la promesa en el Sudamericano en el que Argentina perdió la final contra Brasil), quien en diálogo conInfobae dio la primera pista de cómo en el predio de Ezeiza dieron con Luka Romero, el “nuevo Messi”, tal como lo bautizaron en España, que hizo historia al convertirse en el jugador más joven en debutar en la Liga de España. con apenas 15 años y 219 días. PlayAsí fue el debut de Luka Romero en Mallorca

Hay un muchacho, Lelo Rodríguez, un abogado de Mar del Plata, al que conozco de Estudiantes. Un día, cuando él va al Country de City Bell, me hace el comentario de Luka. Sinceramente yo no lo conocía al chico. No tenía el conocimiento. Él me dijo: ‘Mirá, yo conozco al padre, te puedo conseguir material”, puso sobre la mesa el DT un nombre que no estaba en el radar, el eslabón perdido de la historia.

Abril de 2018. Marcelo Rodríguez Carrozzi, el citado Lelo, abogado y agente de la FIFA desde el año 2000, se acerca al predio de Mallorca para ver en acción a Nicolás Baratucci, clase 2006. Había jugado con su papá en la cantera de Racing y le daba una mano con un contrato del juvenil. De casualidad, para despuntar el disfrute de ver fútbol, se encontró observando otra categoría, cuyo partido ya había empezado.

“A los 10 segundos, cuando vi el control orientado en velocidad que hizo, dije ‘Este chico es bueno’. Yo soy un enamorado de los controles, y él ya tenía los controles finos”, cuenta este ex arquero que pasó por las inferiores de Estudiantes y de la Academia, antes de atajar en el fútbol del interior, con foco en Mar del Plata y Balcarce. “Luka estaba jugando regalando un año, un año y medio, jugaba con chicos más grandes. Y los pasaba como postes”, describe Rodríguez Carrozzi, ante la consulta de Infobae.

“Enseguida hablé con Diego Romero, su papá (y ex futbolista de Quilmes), y le dije: ‘Tu hijo tiene condiciones para jugar en la selección, voy a pasarles el informe a los técnicos’. Toda la familia es argentina, fue una casualidad que el chico naciera en México, por eso nunca se le cruzó por la cabeza la posibilidad de jugar para México o para España. Siempre quiso jugar para la selección argentina”, completó.

Ahí llegó el contacto con Saggese, subrayado por el propio director técnico. Y la charla con Hermes Desio, su ex compañero de inferiores en Estudiantes, quien lo escuchó con atención. “Yo lo vi, pero sin Hermes en el medio, todo esto no hubiera sucedido. Es todo mérito de él y de su equipo. En julio de 2018 ya lo habían citado para la selección”, agregó Lelo.

La pelota queda bajo el botín de Desio, quien en una nota con el programa Presión alta, de TyC Sports, cerró el relato. “Hablé con el papá y lo trajimos a una citación de lunes a miércoles, cuando habían arrancado las vacaciones del colegio en España. Es muy atrevido, es guapo, es asistidor, tiene gol, pegada de media distancia. Fue una sorpresa maravillosa”, describió.

“Teníamos miedo por la adaptación. Llegó al país un domingo y vino con los abuelos a recorrer el predio a la mañana siguiente. A la tarde ya estaba jugando al ping pong con los compañeros, totalmente integrado. Se notó que desde un primer momento quiso jugar en la selección argentina”, concluyó el ex mediocampista central de Independiente.

“El gran mérito del chico es tener una familia detrás con todos los principios morales. El chico nunca se creyó lo que es, lo han educado desde la sobriedad, desde un bajo perfil, a pesar de tener contrato desde los 10 años, vínculo con Nike; la familia lo tuvo en una burbuja de inocencia. Es muy normal todo alrededor suyo”, aseguran desde su entorno.Luka, en su primera convocatoria en el complejo de Ezeiza, año 2018Luka, en su primera convocatoria en el complejo de Ezeiza, año 2018

Sin la comparación frontal con Messi, el prototipo del futbolista rioplatense, gambeteador, conductor, desequilibrante, vuelve a aflorar con tono albiceleste. ¿Por qué? “Hay una cuestión genética, somos como somos, la información está cargada en las células. Luka viene de una tradición de familia futbolera. Y aunque fue a un fútbol formativo con otras características, siempre jugó como un sudamericano”, analiza Rodríguez Carrozzi.

Una anécdota define a Romero a la perfección. Cuando llegó al Mallorca, uno de los primeros técnicos que tuvo lo reprendía porque constantemente le pedía que jugara a uno o dos toques, que no gambeteara. Y el joven no se sentía cómodo. Acto seguido, Diego, su papá, habló con la dirigencia del club balear para pedirles que “no le quitaran la esencia”.

Con su estilo inconfundible, el molde argentino, Luka Romero ya colocó un mojón en el fútbol grande. El último relato tal vez sirva para confirmar una hipótesis, más allá de cómo se escribió la historia: tarde o temprano, los caminos entre el juvenil y la selección, indefectiblemente, se iban a cruzar.

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Se denegó el pedido de sobreseimiento

El Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional de la V Circunscripción Judicial con asiento en la Ciudad de Chepes, a cargo de María Elsa Roldan Martínez, en Feria Judicial Extraordinaria, resolvió dictar el procesamiento de Francisco Miguel R. como supuesto autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal en los términos del artículo 119 tercer párrafo del Código Procesal Penal Argentino, disponiéndose que continúe alojado en Servicio Penitenciario Provincial.