https://riojalibre.com.ar/wp-content/uploads/2015/03/d2dae432e2439a24c29ca3519b6a479f.jpg isn't a valid image

  FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-content/themes/riojalibre2020/img-resizer.php
  LINE: 553

    FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-content/themes/riojalibre2020/header.php
    LINE: 45

      FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-includes/template.php
      LINE: 723

        FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-includes/template.php
        LINE: 672

          FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-includes/template-loader.php
          LINE: 106

            FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-includes/general-template.php
            LINE: 41

              FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-content/themes/riojalibre2020/single.php
              LINE: 10

                FILE: /home/riojalibre3com/public_html/wp-blog-header.php
                LINE: 19

                  FILE: /home/riojalibre3com/public_html/index.php
                  LINE: 17
Aparecen: , , , ,

Distinción entre líder y dirigentes políticos

En la vertiginosidad de publicar o compartir diversas noticias, los medios solemos caer en la tentación de evitar distinciones cruciales que –en la mayoría de los casos- provocan confusiones. Un líder político no es lo mismo que un dirigente político, un abismo los separa. El peronismo riojano tiene solo dos líderes, el resto es dirigencia que se encolumnará detrás de alguno de ellos.

Read Time:5 Minute, 31 Second

Por julio laboranti

El peronismo riojano está atravesando tiempos de reordenamientos y acomodamientos internos. Antes de definir cuál será la postura y estrategia de cara al año eleccionario venidero, es imprescindible que se ‘aclaren’ un par de cuestiones dentro del movimiento. En ese contexto debe entenderse la reunión informal que mantuvo el Gobernador con dirigentes de su espacio que se encuentran enfrentados entre sí.

Para remontar el misérrimo 2013 que vivió el PJ (sufriendo por primera vez en la historia una derrota contra el radicalismo), el Gobernador es consciente que debe ubicar las cosas en su lugar y reordenar el peronismo para no volver a padecer lo mismo en el 2015. Para ello, Beder Herrera creyó conveniente empezar a poner ‘en su lugar’ a ciertos funcionarios.

En los últimos meses, un sector del bederismo le faltó el respeto al peronismo, creyendo que ‘conformar un espacio’ era simplemente armar una reunión convocando a una decena de dirigentes menores y poniendo un nombre distintivo al encuentro. Néstor Bosetti y Teresita Madera se autoproclamaron líderes de un espacio político peronista, pensando que estaban en condiciones de ponerse a la altura de Ricardo Quintela, que conduce con férrea militancia y liderazgo un espacio político del peronismo desde hace más de 20 años.

Lo que al Intendente capitalino le costó 20 años forjar, para la Diputada y el Ministro de Infraestructura podía conseguirse en apenas unas semanas. Fue así que Bosetti y Madera salieron a cuestionar públicamente a Quintela, intentando posicionarse y poniendo condiciones para ‘dejarlo entrar en su Mesa’. Potenciado por sus medios obsecuentes y algunos operadores políticos de poca monta, Bosetti se creyó con la jerarquía suficiente para sentarse cara a cara con Quintela; olvidándose de las categóricas derrotas electorales que recibió cada vez que osó con disputarle el poder en las urnas.

Consciente de que esa insolencia estaba alejando al Intendente del Peronismo, derrumbando los puentes que se venían construyendo con mucho esfuerzo desde comienzos de año, el Gobernador dejó de hacerse el desentendido y esbozó sus primeras definiciones políticas tras su regreso de Europa. El fin de la Mesa es un fuerte mensaje político, que debe leerse como un duro golpe a Bosetti y Madera, y una quita enorme de legitimidad a sus acciones. “Basta de hacer cada uno la suya, acá hay jerarquías y líderes que respetar, tanto de éste como del otro lado”, habría sido –palabras más palabras menos- la frase que utilizó el máximo mandatario para comunicar la decisión a sus funcionarios.

Todavía asimilando ese cachetazo, el Ministro debió soportar otro revés por parte del Gobernador. Desde hace años (inclusive en las elecciones del año pasado), Bosetti mantiene frentes abiertos con varios sectores del Bederismo. Cansado de las internas que no hacen más que dividir al espacio, el Gobernador no aceptó un NO como respuesta (como sí lo hizo en otras oportunidades) y obligó al Ministro a poner fin a su postura reticente y confrontativa con funcionarios del Gabinete. Fue así que se dio la foto del sábado al mediodía, en la que Bosetti y Ariel Puy Soria sonríen exageradamente junto a Beder Herrera y otros funcionarios.

Dos líderes

En resumidas cuentas, Beder le aclaró a su Ministro que es un dirigente, no un líder. Existen varias circunstancias que nos marcan la diferencia entre dirigente y líder, veamos lo que nos dicen los manuales de política: “La condición de dirigente tiene que ver más con la legalidad estatutaria, y con el procedimiento formal de designación, en tanto que el liderazgo se sustenta en la legitimidad de un mandato que se asume. El líder se inspira en la convicción, o en la entrega emocionada de sus seguidores; en tanto que el dirigente confía en la disciplina de los colaboradores, y en la solidez de la organización”. Esa legitimidad de un mandato de la que se hable se refiere puntualmente a una elección: Bosetti nunca ha conseguido un triunfo en las urnas que legitime sus aspiraciones.

Por su parte, “entre el líder y dirigente siempre hay una paradoja: el dirigente aspira siempre a ser líder, aunque no siempre lo logra y el líder muchas veces llega a transformarse en dirigente aunque no lo quiera”. Bosetti siempre aspiró a ser Quintela aunque –por ahora- nunca lo logró.

Veamos otra llamativa diferencia: “Aún cuando el líder y el dirigente cuentan con el carisma para realizar su trabajo, la diferencia es radical: el carisma del líder es personalísimo, y el del dirigente es institucional”. El quintelista es quintelista por militancia, más allá del cargo que ostente su líder; ahora bien, ¿Cuántos bosettistas quedarían si el Ministro deja la ‘bondadosa cartera y presupuesto’ de Infraestructura?. El quintelista depende de Quintela, el Bosettista (si se permite el término) de la Institución que dirige el Ministro.

“El dirigente manda, el líder convence: el dirigente considera el trabajo como una rutina y la perseverancia en el líder, llega a parecer heroicidad; la dirigencia es un oficio, y el liderazgo un arte. Las dos son tareas, pero la dirigencia tiene que ver con pocos, y la otra, el liderazgo, con muchos”, culmina la cátedra distintiva entre Líder y Dirigente.

Teniendo en cuenta lo expuesto, no quedan dudas de que en el peronismo riojano existen solo dos líderes: Luis Beder Herrera y Ricardo Quintela. Respetando las jerarquías, solo entre ellos podrán ‘invitarse’ o ‘ponerse condiciones’ para compartir un espacio que los tenga unidos en el 2015. Que Bosetti o Madera impongan condiciones a Quintela es tan inadecuado como que Hugo Vera o Harry Pérez hagan lo propio con Beder Herrera. Que un Ministro, que hace menos de un lustro se define como ‘peronista’, se atribuya el poder de poseer el perómetro para decidir quién está dentro y quién fuera del peronismo es una irreverencia imperdonable para cualquier ‘compañero’. 

Eso es lo que comenzó a colmar la paciencia del Intendente, retomando la posibilidad de conformar un frente amplio por fuera del partido justicialista, pero nunca abandonando su esencia peronista.

Al tanto de la situación, Beder Herrera abandonó la sorprendente inacción que lo caracterizó durante el 2014 y aleccionó a sus ‘dirigentes’. La gran duda es si habrá sido a tiempo, o será demasiado tarde para retener al Gitano en el justicialismo. Una frase de Quintela este domingo –cuando fue consultado en una entrevista radial por su predilección entre Martínez y Beder- reanimó las esperanzas de los peronistas pro unidad: «Respeto mucho a Julio Martínez, lo aprecio mucho y reconozco las valías como dirigente político, pero me considero dentro del peronismo y tengo relación con Beder Herrera, trabajando mancomunadamente, diseñando políticas, pensando, hablando y debatiendo qué haríamos si cada uno tendría la responsabilidad de gobernar la provincia».

0 0

About Post Author

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El Dr. se cansó de los Egos y Caprichos

El Gobernador parece haber dicho 'BASTA' a las infinidades de internas que sufre su Gabinete. "Si están se esconden, no se potencian", habría sido la consigna. De esta manera, el sábado al mediodía Néstor Bosetti, Ariel Puy Soria, Fernando Rejal y Gustavo Luna fueron obligados a posar juntos y sonrientes. La exageración no estuvo ausente. Disimulen que se nota muchachos!!! Mirá todas las fotos.